Feels

Tengo ganas…

Ir, venir. Subir, bajar. Llegar, irse. Saludos, despedidas. Tener, dejar. Infinidad de antónimos que quisiera usar a tu lado. Besarte, abrazarte, encerrarme en un infierno de incertidumbre de lo incierto de volvernos a encontrar, pero vivir con la certeza de que la voluntad de ambos nos hará buscar las oportunidades de hacer magia juntos.

Compartir historias, cielos, atardeceres y paisajes. Tener en nuestras agendas días en común que regalen la emoción de una cuenta regresiva. Anécdotas, chistes e ideas que con sólo un gesto recordemos. Tener recuerdos almacenados en silencio que a la más mínima provocación salten a la mente para dibujar una sonrisa de complicidad. Momentos, palabras, frases que al caminar por la calle nos hagan recordar lo que se siente estar juntos.

Vivir enojos, peleas, frustraciones y desacuerdos que nos remarquen las diferencias que nos mantienen ahí. Madurar con tus vivencias y rejuvenecer con mis perspectivas. Aprender que la vida va más allá de lo que cualquiera ha podido imaginar. Crearnos espacios que se conviertan en santuarios. Inventarnos mundos en dónde sepamos que existe el refugio, la tranquilidad, la confianza, la estabilidad del momento y la irracionalidad de lo que sucede.

Sentirme segura aún en la duda de no saber qué viene, cuánto durará y hasta dónde llegaremos. Vivir, como sea y lo que sea, pero vivirlo contigo. Encontrar la cura a la bipolaridad de mis sentimientos. Entender que la vida no me está jugando bromas sino que es toda una estratega. Y no, no es cuestión de amor. Son las ganas, es el hambre de complementar mis mejores años con alguien que definitivamente, podrías ser tú.