Feels

Somos para estar

Algún día, no tan lejano, voy a verte a los ojos y decirte lo bueno que es tenerte, lo bien que me haces y lo fuerte que me siendo cuando estamos juntos. Tengo una certeza extraña que me dice que en un futuro, dormiré atada a esos brazos que representan las murallas a todos los miedos que de ti derivan, porque cada vez que me encuentro en tu mirada puedo reconocer al destino hablándome a códigos mediante señales que no sé descifrar.

Sí, me siento como una loca aceptándolo pero esta es mi manera de hablar de mi futuro, contigo, para hacerlo nuestro. Porque ha sido tanto y al mismo tiempo ha sido tan poco que merecemos más.

Merecemos llamarnos con apodos ridículos sin coherencia que nos hagan sentir vergüenza, pero al mismo tiempo, nos hagan sentir pertenecer. Ser uno del otro y estar incluso cuando no quisiéramos. Porque la vida es así y uno no elige las altas ni las bajas, pero sí con quién quiere atravesarlas y no sé cómo, ni por qué, pero quiero averiguar lo que significa hacerlo de tu mano.

Hemos estado, a la mejor en vidas paralelas, en otros mundos y con otras personas alrededor, pero lo hemos vivido. Porque este hervir en la sangre cuando mi piel se encuentra con la tuya no es común, no es cotidiano y mucho menos normal. Somos para estar. Sé que tú también lo sabes, pero aún no es momento de verlo, ni de dejarnos sentirlo, porque cuando ese día suceda, se convertirá en el cuento de nunca acabar y eso, asusta a cualquiera.

Porque es justo el miedo el que muchas veces nos paraliza, pero en almas tan únicas como la tuya, es el causante de las historias más divagadoras. Pareciera que no naciste para sedentario. Y eso, es lo que más me gusta de ti. Que desde tu instinto, también me mueves. Que sin mencionar una sola palabra, también me empujas. Que sin siquiera saberlo, también me provocas a dar lo mejor de mi. Y tal vez por eso me tienes -y me tendrás- aquí, a la expectativa de tu sonrisa, pero sin dejar de crear mi propia historia.

Desconozco los motivos y me faltan las razones, pero te has cimbrado en lo más profundo de mi esencia para nunca más salir y eso merece más… Porque ha sido tanto y al mismo tiempo ha sido tan poco, que definitivamente, merecemos más.